Envatech :: Mamparas de oficina, divisorias y tabiques móviles
FR | EN | ES

10 tendencias clave para diseño de oficinas

La revolución digital ha propiciado la aparición de un nuevo concepto de trabajo colaborativo, que poco a poco está transformando las estructuras del mercado de trabajo tradicional e impulsando una enorme evolución dentro del diseño de oficinas y entornos laborales.

Las smart office suponen un nuevo concepto de espacio de trabajo, en el que el diseño cobra cada vez más importancia como herramienta para crear espacios funcionales y acogedores, centrados en el bienestar de sus ocupantes. Los muebles multifuncionales y recursos constructivos como las mamparas de oficina, elementos divisorios de cristal o suelos técnicos son algunas de las claves de estas oficinas del futuro.

A continuación, repasamos las tendencias de diseño más destacadas dentro del panorama actual del diseño de oficinas, que pueden servirte de inspiración para transformar cualquier espacio de trabajo.

  1. Open concept

El concepto abierto es una de las tendencias más pujantes dentro del mundo del diseño en la actualidad, aplicable tanto a espacios residenciales como a entornos de trabajo. El ‘open concept’ tiene enormes posibilidades desde el punto de vista del diseño de oficinas, apostando por espacios diáfanos y abiertos. Las paredes desaparecen, sustituidas por elementos como mamparas de oficina, biombos separadores o tabiques móviles.

  1. Diferenciación de ambientes

La oficina actual no se concibe como una gran sala común, sino como un espacio amplio dentro del que podemos diferenciar distintos ambientes, según nuestras necesidades. En vez de optar por varias habitaciones, cada una con una función , los nuevos entornos de trabajo apuestan por espacios polivalentes y flexibles.

El uso de mamparas separadoras y elementos divisorios de cristal es una solución perfecta para conseguir estos objetivos, permitiendo crear espacios privados y aislados acústicamente, pero manteniendo la comunicación con el resto de la oficina desde el punto de vista visual. El mobiliario también juega un papel clave como elemento de transición entre las diferentes zonas.

  1. Flexibilidad

Al igual que el mercado de trabajo nos exige hoy una inmensa flexibilidad y capacidad de adaptación, las oficinas deben ser capaces de transformarse para satisfacer nuestras necesidades laborales. Para conseguir esta flexibilidad, las nuevas oficinas optan por elementos móviles, como puertas empotradas, tabiques móviles o mamparas de oficina, que permitan cambiar el espacio de forma sencilla y rápida, adaptándose a las necesidades del momento.

Así, podemos contar con una sala de reuniones o un despacho cerrado, que puede abrirse e integrarse dentro del espacio de trabajo común cuando no lo estemos utilizando.

 

  1. Espacios interconectados

Las nuevas formas de trabajo colaborativo están cambiando nuestro concepto del trabajo y las relaciones laborales. Esta nueva filosofía de trabajo rompe con las jerarquías y las estructuras establecidas, poniendo en valor la aportación de cada trabajador como participante dentro del proyecto empresarial. Para ello, es importante una comunicación fluida entre trabajadores y departamentos, que aproveche al máximo las sinergias existentes dentro de la empresa.

Desde el punto de vista del diseño, esta comunicación se traduce en espacios interconectados. Una mampara de oficina o un tabique móvil permite definir el espacio de trabajo, sin aislarnos del resto de la oficina. El cristal y los elementos translúcidos son materiales altamente recomendables si buscas un espacio de trabajo colaborativo. Para mantener un diseño coherente y uniforme, destacan soluciones como los suelos técnicos o la iluminación integrada en el falso techo.

  1. Sostenibilidad

La búsqueda de un desarrollo sostenible es una tendencia a nivel global, que en el caso del diseño de oficinas significa potenciar diseños de alta eficiencia, que minimicen el consumo energético. Desde el punto de vista de los materiales, cobran cada vez más protagonismo los materiales naturales, como la madera, así como los materiales biodegradables y reciclables o el mobiliario recuperado.

  1. Mobiliario multifuncional

En línea con este nuevo concepto de oficinas abiertas y flexibles, la versatilidad se convierte en una cualidad imprescindible para el mobiliario de oficina. Los diseñadores recomiendan amueblar estos espacios con elementos móviles, como sillas o mesas con ruedas, prestando gran atención al mobiliario de almacenaje.

  1. Despachos abiertos

El trabajo colaborativo elimina la barrera entre jefes y empleados, fomentando la comunicación a todos los niveles. El despacho tradicional deja paso a despachos abiertos, conectados con el resto de la oficina. Los tabiques móviles y mamparas separadoras de cristal son algunos de los recursos más habituales usados por los diseñadores para crear estos nuevos despachos. Estos materiales permiten una gran diversidad de opciones en cuanto a acabados, con los que podemos conseguir diseños de gran impacto visual y valor decorativo.

  1. Nuevos espacios

Las oficinas modernas incorporan en sus diseños nuevas zonas de trabajo, adaptadas a las nuevas relaciones laborales: zonas de ocio y descanso, en las que poder relajarse en medio de la jornada de trabajo; zonas para reuniones informales, tanto para trabajadores como para reuniones con clientes, etc. Como hemos comentado anteriormente, los elementos constructivos móviles son claves para conseguir esta polivalencia y flexibilidad del espacio, con múltiples opciones: tabiques móviles o ciegos, mamparas de oficina, biombos separadores, paneles móviles, etc.

  1. Luz y elementos naturales

Maximizar la luz natural es una de las premisas básicas dentro del diseño de oficinas, pero también es importante contar con una buena iluminación artificial. La iluminación LED de alta eficiencia ha supuesto una importante transformación dentro de la iluminación de oficinas, capaz de conseguir resultados espectaculares mediante su integración en el falso techo, con altas prestaciones funcionales y gran valor decorativo. La presencia de la naturaleza, tanto a través de plantas como de fibras naturales en mobiliario y textiles, también es una tendencia destacada dentro del diseño de oficinas actual.

  1. Diseños creativos

Las oficinas del futuro dicen adiós a los diseños aburridos y cuadriculados, apostando fuerte por la creatividad como medio para estimular al trabajador y mejorar su rendimiento. Los nuevos entornos de trabajo aprovechan el potencial del color y la luz para crear un ambiente relajado y confortable para sus ocupantes. Además, el diseño de estos espacios también se convierte en un medio para transmitir los valores corporativos de la empresa.

Como ves, la interconexión y la funcionalidad del espacio son imprescindibles para el diseño de las oficinas actuales, reflejando una nueva forma de entender las relaciones laborales centrada en la colaboración y la participación.

Inspírate con estos ejemplos de oficinas modernas: Lamdatres.