Envatech :: Mamparas de oficina, divisorias y tabiques móviles
FR | EN | ES

Influencia del diseño de oficinas en la productividad

diseño-de-oficinas-modernas
La extremada competitividad empresarial que existe en la actualidad obliga a las empresas a buscar nuevas fórmulas para incrementar el rendimiento de las compañías. Afortunadamente, existe un método fácil y sencillo para incrementar la productividad, se trata de mejorar las condiciones laborales de los empleados gracias al diseño de oficinas modernas y atractivas para trabajar.

 

Y es que aunque parezca mentira, el diseño de interiores influye sobre manera sobre el estado de ánimo de los empleados. En otras palabras, el diseño de oficinas y la creación de un lugar óptimo, cercano, creativo y moderno repercute sobre las acciones del personal, su felicidad y en definitiva, sobre su rendimiento y por tanto, el futuro de la empresa.

 

Para entender la vital importancia de la relación existente entre la creación de un lugar de trabajo y la productividad laboral hemos creado este artículo en el que vamos a explicar hasta dónde llega esa influencia en referencia al diseño de interiores y la importancia de tener una decoración oficina diferente.

 

Estética y diseño de oficinas. La importancia de un entorno de trabajo creativo y diferente

La arquitectura moderna se diferencia de la clásica por la atención que se presta la a hora de distribuir el espacio y la forma de pensar en las personas que van a utilizar la instalación o construcción a diseñar. Esta atención también se aplica no sólo a la hora de decorar el interior, sino también las reformas del exterior que impliquen la renovación del edificio u oficina, en resumen, la decoración oficina.

 

La decoración moderna tiene en cuenta aspectos decorativos y funcionales y pone al trabajador y a las personas en primer lugar. El mundo empresarial se enfrenta a un nuevo paradigma estético, de construcción y diseño de oficinas. Y es que hasta hace pocos años los entornos laborales eran espacios aburridos, grises y demasiado clásicos.

 

Afortunadamente, la estética moderna ha entrado de pleno en el diseño de interiores, y lo cierto es que cada vez se ven más oficinas amplias y vistosas donde se nota la tendencia de la separación de espacios. La separación de espacios entra en consonancia con la línea de buscar lugares diáfanos y la creación de cercanía entre empleados gracias a una mejor relación entre ellos.

 

Por ejemplo, en la actualidad una decoración oficina típica es aquella donde las mesas están juntas, pero separadas. Es decir, se fomenta la relación entre personas, pero se mantiene cierto nivel de privacidad. No se trata de alejar, sino de separar y crear espacios creativos, conciliadores y que destilen trabajo en equipo.

 

Precisamente, la cooperación es una de las claves para que los trabajadores estén a gusto en el trabajo y se instale un buen clima de trabajo. Y es que si los empleados sienten que la empresa los valora facilitándoles unas instalaciones cómodas y espacios funcionales gracias a un buen diseño de interiores sin duda su rendimiento y productividad se eleva.

 

Los empleados y la búsqueda de un lugar de trabajo diferente

 

Los trabajadores actuales están comenzando a valorar otros aspectos que no son puramente económicos. De hecho, aquellos puestos de trabajo más buscados son los que facilitan la vida familiar o que ofrecen actividades relacionadas con la salud.

Por ejemplo, las empresas que cuentan con estancias para distraerse, un gimnasio o un despacho médico tienen mejores índices de absentismo que aquellas que no lo tienen. Y es que los trabajadores se encuentran más cómodos en organizaciones que aprovechan el espacio mediante el diseño de oficinas adaptados a los nuevos tiempos.

 

Las necesidades de los empresarios y empleados deben converger en la misma dirección. Los trabajadores realizando aquello que saben, es decir, trabajar y los CEO’s o directores generales implantar estancias creativos mediante espacios funcionales y la colocación de elementos como los muebles acordes a lugares prácticos y cómodos.

 

De esta forma, se puede recurrir a soluciones como la división de espacios para conseguir más luz y vida en la sala. Pero además, se puede recurrir a la colocación de mamparas, tabiques móviles y todo lo que asegure la entrada de luz y mejore la comunicación. La idea es transmitir una sensación de fluidez comenzando por el diseño de oficinas y acabando en el personal.

 

Por esa razón, cada vez es más común ver despachos con sillones, recepciones con máquina de café gratis para los invitados, una sala de ping pong o pufs para sentarse en cualquier momento. El mobiliario moderno acompaña esta sensación de comunicación y es un aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de realizar la decoración oficina.

 

¿Cuáles son las ventajas que ofrece el diseño de oficinas modernas?

 

Existen estudios como el de la Universidad de Warwick en Reino Unido que demuestran la relación entre la satisfacción que una persona experimenta en su puesto de trabajo y sus resultados laborales. Los resultados de los investigadores demostraron hasta una “mejoría de la productividad del 12%”.  En este resultado final sin duda influyó el aspecto estético y el diseño de oficinas donde trabajaban el personal investigado.

 

Existen muchas teorías y diversos modelos que corroboran este aspecto. En concreto, el análisis demostró que contar con empleados motivados y felices redunda en la productividad de una empresa ya que trabajan mejor, se adaptan con más facilidad a toda clase de cambios y toleran mejor el estrés.

 

Uno de los factores de este positivismo es conseguir un buen clima laboral no sólo manteniendo una buena relación con los compañeros, sino a la consecución de espacios abiertos, diáfanos que estimulen el trabajo en equipo y el rendimiento. Es decir, el diseño de oficinas influye en el resultado del personal.

 

De hecho, para apoyar esta teoría Sonja Lyubomirsky de la Universidad de California realizó otro estudio sobre trabajadores de Coca-Cola Iberia que tuvo como resultado la afirmación de que los trabajadores están menos irritables y están más comprometidos con el trabajo gracias a un buen ambiente de trabajo y la generosidad en equipo.

 

Es obligación de las empresas fomentar un lugar de trabajo óptimo y crear las condiciones para aprovechar al máximo el potencial de sus empleados. Para alcanzar este buen ambiente de trabajo es necesario contar con oficinas y espacios abiertos bien definidos. Esta creación de estancias diáfanas aumenta la luminosidad de las oficinas y se consigue gracias a la distribución de espacios que ofrece el diseño de oficinas.

 

Pero además de la distribución también es importante contar con una decoración oficina acorde al espacio donde se va a trabajar. Para ello es necesario abrir espacios, colocar sillones por doquier, dar un aire informal al ambiente, juntar a los trabajadores con gustos parecidos, seleccionar las áreas con mayor luz para hacer puestos de trabajo comunales, etcétera.

 

La clave es aprovechar cada metro cuadrado y darle un aire diferente a la oficina para que los trabajadores deseen ir a ella cada día. Sin duda, el diseño de oficinas influye en la productividad laboral.